lunes, 24 de octubre de 2011

CICLO HiDROLOGICO


Colecta, purifica, distribuye el abasto fijo del agua de la Tierra. Este ciclo esta enlazado con los otros ciclos biogeoquimicos, porque el agua es un medio importante para el movimiento de los nutrientes dentro y fuera de los ecosistemas. 







La energía solar y la gravedad convierten continuamente el aguade un estado físico a otro, y la desplazan entre el océano, el aire, la tierra y los organismos vivos. Los procesos principales en este reciclamiento y ciclo purificador del agua son, la evaporación (conversión del agua en vapor acuoso), condensación (conversión del vapor de agua en goticulas de agua líquida), transpiración (proceso en el cual el agua es absorbida por los sistemas de raíces de las plantas y pasa a través de los poros (estomas) de sus hojas u otras partes, para evaporarse luego en la atmosfera, precipitación (rocío, lluvia, aguanieve, granizo, nieve) y escurrimiento de regreso al mar para empezar el ciclo de nuevo.La energía solar incidente evapora el agua de los mares y océanos, corrientes fluviales, lagos, suelo y vegetación, hacia la atmosfera. Los vientos y masa de aire transportan este vapor acuoso sobre varias partes de la superficie terrestre. La disminución de la temperatura en partes de la atmosfera hace que el vapor de agua se condense  y forme goticulas de agua que se aglomeran como nubes o niebla. Eventualmente, tales goticulas se combinan y llegan a ser lo suficientemente pesadas para caer a la tierra y a masa de agua, como precipitación.
Parte del agua dulce que regresa a la superficie de la tierra como precipitación atmosférica queda detenida en los glaciares. Gran parte de ella se colecta en charcos y arroyos, y es descargada en lagos y en ríos, que llevan el agua de regreso a los mares, completando el ciclo. Este escurrimiento de agua superficial desde la tierra reabastece corrientes y también causa erosión del suelo, lo cual impulsa a varias sustancias  químicas a través de porciones de otros ciclos biogeoquimicos.
Una gran parte de agua que regresa a la tierra penetra o se infiltra en las capas superficiales del suelo, y parte se resume en el terreno. Allí, es almacenada como agua freática o subterránea en los poros y grietas de las rocas. Esta agua, como el agua superficial, fluye cuesta abajo y se vierte en corrientes y lagos, o aflora en manantiales. Eventualmente, dicha agua, como el agua de superficies se evapora o llega al mar para iniciar el ciclo de nuevo. La intensidad media de circulación del agua subterránea en el ciclo hidrológico es extremadamente lenta (en cientos de años), comparada con la de la superficie (10 a 120 días) y la de la atmosfera (10 a 12 días).
En algunos casos, los nutrientes son transportados cuando se disuelven en el agua corriente. En otros casos, los compuestos nutrientes ligeramente solubles o insolubles del suelo o del fondo del mar, son desplazados de un lugar a otro por el flujo de agua.
Los humanos intervenimos en el ciclo del agua de dos maneras principales:
  •  Retirando grandes cantidades de agua dulce de las corrientes, lagos y acuíferos. En áreas densamente pobladas o irrigadas, los retitos han conducido  al agotamiento del agua freática, o a la intrusión de agua salada del océano en los cúmulos de dicha agua.
  • Talando vegetación en la tierra para abrir campos a la agricultura, minería, caminos, sitios para estacionamiento de vehículos, construcción y otras actividades. Esto reduce la infiltración que recarga las reservas subterráneas, aumenta el riesgo de inundaciones y acentúa la intensidad del escurrimiento en la superficie, lo cual aumenta la erosión del suelo y los deslaves o derrumbes de tierra

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada